miércoles, 21 de diciembre de 2011

CALLOS

Esta receta es de mi suegra, yo en casa de mi madre nunca he comido callos (ni pienso), pero a mi marido le vuelven loco, así que un día obligué a mi suegra a hacerlos delante mío para no perderme ningún paso, porque me la conozco y siempre se deja sin decirme alguna cosa que es la que le da el punto a la receta...


CALLOS A LA MARI

1,5 Kg de callos
vinagre
7 dientes de ajo
2 cebollas (si puede ser roja mejor, aunque la 1/2 para cocer los callos podeis usar blanca)
½ pimiento rojo
1 pimiento verde
6-8 tomates de hacer
Pimentón
Aceite y Sal

Poner los callos (1,5 kg) en un barreño con agua fría y un buen chorro de vinagre (medio vaso aprox.) y dejarlos un ratito, limpiarlos bien y a la olla express, cubrir con agua, echar media cebolla y 4 dientes de ajo (con piel incluida si quieres), un puñadito de sal y cocer. En mi olla es muy rápida desde que sale el vapor 10 minutos.
 
Mientras tanto... Picar una cebolla y media, algo mas de medio pimiento rojo, un pimiento verde italiano, 3 dientes de ajo, sal y pocharlo, cuando esté a medio pochar añadir una cucharada de postre de pimentón picante ( o dulce, según el gusto) y una lata de tomates pelados (vienen como 1/2 docena). Echarlos sin el agua que llevan en la lata, pero guardarla por si hace falta. Pocharlo todo muy bien y triturar con batidora, chino o pasapurés, ver como ha quedado de caldosito y añadir un poco del agua si hace falta.

Los
callos una vez cocidos se cortan en tiras y se añaden a la salsa. Tener en cuenta que deben quedar un pelín tiesos pq luego los vas a hacer un ratito con la salsa. Mejor tener que dejarlos mas tiempo con la salsa que pasarnos al hacerlos.












4 comentarios:

Espe dijo...

a mi me gustan muchisimo,pero reconozco q es algo q no le suele gustar a todo el mundo

LA CASA DE LALAINA dijo...

Me encantan Cantinerita ,un dia los voy a probar con la receta de tu suegra.
Un abrazo.

Cantinerita dijo...

Me alegro de que os gusten!!!
¡Felices Fiestas!

marijo dijo...

Te la copio! a mi marido también le encantan y nunca los hago.