lunes, 31 de enero de 2011

ARROZ CON CHIRLAS

Este es un plato de los que nunca fallan...... si me dan a elegir entre una paella de marisco o un arroz con chirlas.... creo que me quedo con este último.


ARROZ CON CHIRLAS
Ingredientes:
400 gr de arroz
500 gr de chirlas (poner a remojo en agua con sal un par de horas para que suelten la arena)
900-100 ml de agua + 1 pastilla de caldo de pescado o aún mejor de caldo de pescado directamente
1 diente de ajo
Perejil picado
Aceite de oliva

Elaboración:
En una cazuela con una cucharadita de aceite poner las chirlas a fuego fuerte tapadas y abrirlas. Apagar en cuanto empiecen a abrirse (2-3 minutos).
En una cazuela baja y ancha poner 3-4 cucharadas de aceite y 1 diente de ajo, cuando esté caliente añadir el arroz y rehogar.
Añadir las chirlas con todo el juguito que hayan podido soltar, y remover.
Añadir el caldo (siempre es el doble y un poquito más) y el perejil y remover
Cocer a fuego fuerte 10 minutos, cuando pase ese tiempo, tapar y dejar a fuego suave 8 minutos mas.
Retirar del fuego y dejar reposar 5 minutos.
Como podéis ver, el arroz está sueltito y sequito porque así es como me gusta a mí, pero si os gusta mas caldoso añadir mas caldo.


 




6 comentarios:

Nieves dijo...

Que bueno! Me encanta el arroz con lo que sea y con estas chirlas tiene que estar riquísimo.

Un besito.

Cantinerita dijo...

Muchas gracias Nieves, la verdad es que para mí es quizás el más rico de todos los arroces.... y la verdad es que con lo fácil que es no lo hago muy a menudo... aunque viendo lo bien que lo han comido los peques este finde... voy a convertirlo en un plato mas habitual

capisi dijo...

Que rico y sencillo ya tan bien explicadoque...no me resisto a hacerlo, unbeso.

Cantinerita dijo...

Gracias Capisi!!!! Ya me dirás si te animas que te ha parecido!!
Un beso

Patricia dijo...

nunca he comido el arroz así, pero tiene una pinta buenísima!!!!

http://cosasdemicocina.blogspot.com/

Cantinerita dijo...

Gracias Patricia, te animo encarecidamente a que lo pruebes, no se parece a ningún otro.